QUE ES UN CRÉDITO DE LIBRANZA

Un crédito de libranza es un crédito de libre inversión o compra de cartera que se otorga a empleados y pensionados a través del cual el deudor autoriza a su empleador o fondo de pensiones que se descuente de nómina o mesada pensional.

Un préstamo de libranza se puede obtener fácilmente con el comprobante de nómina e identificación. Hay muchas facilidades de préstamos de libranza que pueden procesar una solicitud y proporcionar efectivo en solo unos minutos u horas. Sin embargo, se deben cumplir ciertos criterios para calificar para un préstamo de nómina.

La mayoría de los prestamistas de préstamos de día de pago requieren que el prestatario proporcione una cuenta corriente o de ahorros como garantía y extraerá el monto adeudado directamente de la cuenta. 

Se pueden aplicar tarifas en situaciones en las que un prestatario no tiene depósito directo de los empleados porque existe un mayor riesgo para el prestamista en el sentido de que no puede recuperar el préstamo. 

Esto también genera una mayor responsabilidad para el prestatario, ya que debe garantizar que los pagos se realicen en su totalidad y a tiempo. 

Si se produce un incumplimiento, las sanciones financieras de un préstamo de nómina pueden ser severas y pueden ser muy perjudiciales para la calificación crediticia de una persona.

El empleador se compromete a pagar dicho valor a la entidad financiera en un plazo previamente definido.

Algunas características de un crédito de Libranza son:

  • Es parte de un convenio entre la entidad financiera y la empresa en la que trabaja el empleado.
  • El crédito por libranza o descuento directo se realizará siempre y cuando el asalariado o pensionado no reciba menos de 50% del neto de su salario o pensión, después de los descuentos de Ley

Un préstamo de Libranza a menudo se usa para subsidiar una necesidad financiera inmediata. Algunos ejemplos de esto pueden incluir viajes de emergencia, reparación de un automóvil esencial o compra de inventario o productos para revender. Se usa como un medio de ingreso suplementario, ya que es una solución a corto plazo con tasas y tarifas relativamente bajas.

La mayoría de los expertos recomiendan el uso de préstamos de libranza, porque son de bajo costo, menos riesgosos y se ha descubierto que muchos; bancos prestan fácil por esa modalidad de crédito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *