COVID- 19 Vs ANSIEDAD FINANCIERA

DOS PANDEMIAS MUDIALES

Dos pandemias
Dos pandemias que están afectando global mente a muchas personas.

Dos pandemias que están afectando global mente a muchas personas; El COVID 19 y la ANSIEDAD FINANCIERA, la primera porque la mayoría de personas tiene miedo que un familiar o amigo cercano pueda resultar infectado por un virus sospechoso, que aún se desconoce su origen; y la segunda, debido a la ansiedad de saber que va pasar con ellos en el presente y futuro, económico. Las personas han tenido que parar actividades que venían realizando para conseguir y sustentar su economía.

Aunque estén relacionados no son los mismos la segunda pandemia, ha generado más pánico que la primera, debido que al mercado bursátil se ha venido

desboronando como una roca, la gente teme que los ahorros de toda su vida se desvanezcan poco a poco.

Pero, a diferencia del propio Covid-19, la causa de nuestra ansiedad es que no estamos seguros de qué medida financiera tomar de aquí en adelante.

Muchas personas parecen suponer que la ansiedad financiera no es nada más que una consecuencia directa de la crisis del Covid-19 —una reacción perfectamente lógica ante la pandemia de la enfermedad.

La pandemia de ansiedad financiera, que se propaga a través de una reacción aterrada ante las caídas de precios y los discursos cambiantes del gobierno tiene vida propia.

¿QUE EFECTOS TIENE LA ANSIEDAD FINANCIERA?

Los efectos que tiene la ansiedad financiera en el mercado bursátil pueden estar mediados por un fenómeno llamando “heurística de la afectividad”

Es cuando la gente está emocionalmente perturbada por un hecho trágico, reacciona con miedo inclusive en circunstancias donde no hay razón para tener miedo.

Podría tener más sentido esperar una caída del mercado bursátil como consecuencia de una pandemia de enfermedad que de un terremoto reciente, pero tal vez no una caída de la magnitud que vimos recientemente.

Si en general se creyera que un tratamiento podría limitar la intensidad de la pandemia del Covid-19 a una cuestión de meses, o inclusive que la pandemia duraría un año o dos.

Eso sugiere que el riesgo de un derrumbe bursátil no es tan grande para un inversor de largo plazo uno podría comprar retener y esperar para vender.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *